Novedades

26/02/2017

Viaje al corazón de la yerba mate

Productores, hoteles, restaurantes y otros emprendimientos se unen en una serie de circuitos con eje en la yerba mate. La excusa perfecta para recorrer los paisajes e historia de Corrientes y Misiones.
 
Si hay una foto que hemos visto y/o posteado en Instagram (o Facebook, o Twitter o algún grupo de Whatsapp...) bajo la temática “vacaciones”, seguramente la de un mate en primer plano con la playa, las montañas, el pasto verde o un horizonte urbano en un fondo más o menos difuso estuvo entre ellas. El mate, esa infusión nacional que nos define (y que también es costumbre en países de la región como Uruguay, Paraguay o el sur de Brasil), suele estar ahí, en nuestras postales y recuerdos de rondas de amigos, familia, vacaciones: acompaña un atardecer entre sierras y arroyitos; resulta el sostén indispensable para sortear victoriosamente un día de playa ventoso y nos ayuda a generar confianza o curiosidad ajena en los viajes por el mundo. Es algo así como un sello de identidad que exportamos cada vez que salimos a la ruta o aterrizamos en tierras lejanas.
 
“El mate es uno de los principales íconos de carácter histórico-cultural-productivo-industrial-turístico y gastronómico de la Argentina”, dice Alejandro Gruber, presidente de ARYM y señala que, actualmente, la Ruta reúne a 250 emprendimientos, pero suma socios de otras provincias que ayudan a la difusión de la yerba mate y sorprenden con usos diferentes, innovadores. Como (...) Zion en Rosario o el Museo del Mate en Tigre, por nombrar algunos.